Asociación Española Guías y Scouts de Europa

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Historia de la asociación

Correo electrónico Imprimir PDF

  

LA UNIÓN INTERNACIONAL DE GUÍAS Y SCOUTS DE EUROPA FEDERACIÓN DEL ESCULTISMO EUROPEO (FSE)

 historia

Como todo el mundo sabe el escultismo nace en Inglaterra durante los primeros años del siglo XX. En poco tiempo, el movimiento scout atraviesa las fronteras del Imperio Británico, por el que había sido inicialmente concebido, y se extiende por el mundo entero.

Era de esperar que países de vieja tradición católica donde, junto a experiencias scouts de naturaleza aconfesional o pluriconfesional, surgiesen iniciativas scouts abiertamente católicas. Tal fue el caso particular de Bélgica con el profesor Jean Corbisier, Italia con Mario di Caperna y sobre todo en Francia con el Padre Jacques Sevin, sj, a quien podemos considerar como el fundador del escultismo católico.

ORÍGENES DE LA FSE

Después de la segunda guerra mundial, las propuestas de los fundadores del escultismo católico son retomadas por nuevos iniciadores.

  • 1956: El 1º de Noviembre una cincuentena de jefes alemanes y franceses, se reúnen en Colonia, Alemania; algunos son católicos, otros protestantes y ortodoxos. Después de tres días de trabajo se redacta un texto cuyo primer enunciado es "Se funda bajo el nombre de "Federación de Escultismo Europeo", una asociación scout internacional compuesta por asociaciones nacionales cuyo fin es la práctica el escultismo de Baden Powell, en el marco de la idea europea y las bases cristianas que postulan el deseo de una Europa unida". La Federación adopta como emblema oficial para todas las asociaciones, una cruz de Malta de ocho puntas cargada con una flor de Lis dorada. No fue una elección al azar porque fue elegida en el día de Todos los Santos, día en el que la Iglesia proclama solemnemente a toda la tierra las ocho bienaventuranzas, simbolizadas precisamente para la FSE por las ocho puntas de su emblema.

  • 1957: Se redacta un segundo texto "El Directorio Religioso" cuyo artículo 1 dice: "El organismo fundado bajo el nombre de Federación de Escultismo Europeo reconoce el pleno valor de la fe cristiana y sitúa el conjunto de sus acciones y decisiones siguiendo las reglas de esta fe". En otro apartado: "El primer deber de los jefes es el de favorecer la vida espiritual de aquellos que dirigen, velando para que asistan a los oficios religiosos según las reglas de cada confesión". "Que haya siempre un testimonio, un gran respeto y una gran confianza con los ministros del culto. Que se les dé toda facilidad para el cumplimiento de su ministerio en los campamentos y en las unidades. Que chicos y chicas sean animados a recurrir a ellos en sus dificultades espirituales y morales". Estas líneas han sido escritas mucho antes del Concilio Vaticano II por jóvenes jefes, que treinta años antes de la exhortación apostólica de Juan Pablo II, "Christifideles Laici" (del 30 de noviembre de 1988) habían tomado ya conciencia del lugar y del papel de los laicos en la Iglesia.

  • 1962: Perig Géraud-Keroud y su esposa Lizig se adhieren a la Asociación francesa de la FSE. En pocos años saben imprimir al movimiento un espíritu específico y un dinamismo espléndido, en definitiva un alma. Se convierten en responsables de la FSE. Cuando el matrimonio se retira de sus funciones la FSE cuenta con 50.000 miembros. Estas consideraciones permiten afirmar que son ellos los verdaderos fundadores e la FSE.

  • 1963: Se revisa el directorio religioso y se integra una gran parte de la Carta del Escultismo Católico, promulgada por la Santa Sede el 13 de junio de 1962.

  • 1965: Se firma la "Carta de los principios naturales y cristianos del escultismo europeo"

  • 1973: La FSE realiza una peregrinación a Roma por el año Santo. El Santo Padre, Pablo VI, expresa públicamente su satisfacción y su apoyo a la obra y acción de la FSE.

  • 1975: Nace la asociación canadiense.

  • 1976: Se refunda la asociación católica alemana. Se fundan las asociaciones italiana y luxemburguesa. Se redactan unos nuevos estatutos federales estableciendo el carácter católico de la federación, quien continúa siendo abierta ecuménicamente a las otras confesiones cristianas según las condiciones fijadas por el directorio religioso.

  • 1977: Se fundan la asociación evangélica alemana y la asociación Suiza.

  • 1978: Se fundan la asociación ESPAÑOLA y portuguesa.

  • 1990: Después de la caída del muro y los regímenes comunistas, nacen las asociaciones de la Europa del Este. Es el caso de la asociación húngara.

  • 1991: Nace la asociación rumana.

  • 1992: Nace la asociación lituana.

  • 1994: Con ocasión del encuentro internacional denominado Eurojam, organizado por la FSE en Viterbo, Italia, su santidad Juan Pablo II recibe en audiencia en la basílica de San Pedro, a 7.500 scouts y guías venidos de toda Europa y Canadá, y les dirige un importante discurso que representa un punto fundamental en la vida de la Federación y del que emanan las líneas de acción para toda la FSE.

  • 1995: La asociación scout católica polaca llamada Zawiska, fundada clandestinamente en 1982, se adhiere a la FSE.

Así queda constituido el actual mapa de la FSE Actualmente hay iniciativas en curso para poder crear una asociación albanesa.

 

LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE GUÍAS Y SCOUTS DE EUROPA (AEGSE)

  1. FINES. Desde 1978 la Asociación Española Guías y Scouts de Europa (AEGSE) trabaja dentro de la FSE para conseguir los fines de dicha federación, fines que de forma explícita y particularizada figuran en los estatutos nacionales y cuyo enunciado es:

El fin fundamental de la Asociación será formar jóvenes a través de la práctica del Escultismo tradicional de Baden Powell sobre las bases cristianas que son el fundamento de la común civilización europea. Estas bases se desarrollarán mediante el fomento de la vida perfecta, la promoción de doctrina cristiana, actividades de apostolado e iniciativas para la evangelización.

Los principios y métodos de la asociación tenderán hacia cinco fines definidos: salud, formación del carácter, servicio, sentido de lo concreto y sentido de Dios. Si los cuatro primeros apuntarán a formar una persona físicamente robusta, de carácter bien templado, consagrada al servicio de los demás y técnicamente capacitada, el último, la búsqueda de Dios vivo, será el fin supremo de la formación Guía y Scout.

Las actividades propias de la asociación, como método de educación activo complementario a la familia y a la escuela, serán: actividades medioambientales, urbanas, culturales, deportivas, educativas, religiosas y de voluntariado social.

La asociación será de confesión católica y planteará todos sus actos y decisiones según las reglas de esta fe y sus costumbres, en filial comunión con sus Obispos y participará corresponsablemente en los organismos y programas que promuevan la evangelización y la pastoral de juventud, además, facilitará el cumplimiento de las facultades canónicas de la autoridad eclesiástica en el conocimiento y confirmación si procediera del nombramiento de Consejeros Religiosos y en las informaciones preceptivas de los nombramientos de sus directivos a la Secretaría General de la Conferencia.

Algunos jóvenes no cristianos pueden ser admitidos excepcionalmente en las unidades, a condición de que sus padres acepten de antemano reconocer el carácter confesional del grupo. Nadie puede pronunciar la promesa Scout o Guía si no ha sido bautizado. A veces se puede admitir la promesa a un scout o una guía comprometida en la formación catecumenal acogiéndose al bautismo de deseo"

La FSE y por lo tanto la asociación española conciben el escultismo como un medio de apostolado en la Iglesia; por lo tanto no ve la utilización del método scout como un fin en sí mismo sino como un instrumento para la formación de hombres y mujeres auténticos.

  1. REFERENCIAS PEDAGÓGICAS: La Asociación Española Guías y Scouts de Europa practica el escultismo tradicional sobre las bases establecidas por Baden Powell e interpretadas cristianamente y acogiendo plenamente la herencia de los fundadores del escultismo católico. El texto de la Ley, de la promesa, los principios, y el ceremonial forman parte de esta herencia.

 

La FSE considera el escultismo masculino y el guidismo femenino como dos experiencias y aplicaciones diversas del mismo método educativo scout. Por razones esencialmente educativas y por respeto a la vocación de cada uno, la AEGSE y el resto de asociaciones de la FSE optan por la educación separada de sus miembros. Así, acogen a los chicos y las chicas en unidades distintas, con actividades separadas para los dos sexos, aunque existen algunos momentos de encuentro. Los Guías y Scouts de Europa excluyen toda forma de promiscuidad en las unidades y, siempre evitando las separaciones artificiales, consideran que la educación de los chicos y de las chicas debe ser efectuada en estructuras distintas reflejadas en dos secciones en el orden pedagógico. Por el contrario, en el orden asociativo, constituyen un movimiento único en su espíritu y su gestión.

 

Copyright © 2005 - 2008 Asociación Española Guías y Scouts de Europa
Se autoriza la utilización de este artículo en WIKIPEDIA.

Asociación Española Guias y Scouts de Europa. Miembro de la Federación de Escultismo Europeo - FSE

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.