Ruta al Escorial 2014 por Martin Hafner, Comisario Federal

Ruta a El Escorial 2014

¡Increible! ¡Tres días después de mi regreso del Escorial y no estoy resfriado! Todo ello a pesar de haberme empapado como pocas veces en mi vida Scout- gracias a la abundante lluvia primaveral del centro de la península ibérica.

Estoy impresionado con los cien Guías Mayores, Rovers, y Pilotos con los que he podido convivir durante la Ruta. He podido ver a los miembros más jóvenes de la rama Roja y vi también a los actuales líderes de nuestra Asociación Española, y lo más importante es que no vi otra cosa que caras sonrientes y no escuché otra cosa que canciones, oraciones y risas.

Compartí mi tiempo con los Comisarios Nacionales, que son verdaderas columnas de sus ramas. Doy gracias a Nuestro Señor por estos líderes que ponen todo su corazón para ayudar a sus hermanos a ser Santos- ofreciéndoles lluvia y nieve, altas montañas y paisajes que quitan la respiración, chocolate caliente y todo su amor fraternal, pero sobretodo la oportunidad de adorar al Señor en su más sagrado Sacramento y a reconciliarse con Él, consigo mismos y con sus hermanos y hermanas a través de la Confesión.cropped-1921116_724510724235662_1416549972_o.jpg

He de agradecer a los Consejeros Espirituales que han compartido los momentos más duros con las Guías Mayores, Rovers y Pilotos, el frío y en el viento, y también el refuerzo espiritual de una buena Confesión. No dejéis a nuestros Guías y Scouts solos. Compartid vuestro tiempo. Ayudadles a ser verdaderos misioneros en el mundo de hoy.

Imagino que después de llegar a casa, queridos hermanos y hermanas, la vida del día a día ha vuelto. En este tiempo, yo he vuelto a Normandía para continuar con la preparación del Eurojam. Pero en nuestros corazones siempre deberá permanecer lo que cropped-10000984_724511240902277_1258095096_o.jpghemos vivido en El Escorial. Esa es la manera de no perder el coraje para haceros cargo de vuestras Manadas, Compañías, Tropas, Fuegos, Clanes y también de vuestra Asociación. Esa es la manera de decir “Aquí estoy” y “Siempre Alerta” cuando el Señor os llame para una misión mayor.

¡Duc in Altum! Nos vemos en Normandía.

Martincropped-1655423_725417884144946_1845791751_o.jpg

Esta entrada fue publicada en En ruta, Inicio, Ruta. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario