Lobatas y lobatos (de 8 a 12 años)

La Rama “Lobatismo” es a la vez la rama menor, que contiene en germen y prepara para las otras dos, y “un sistema completo en sí mismo” (Vera Barclay) perfectamente adaptado a la infancia. El nombre de “Lobatismo” viene de El Libro de la Selva, de Kipling, que fue escogido por Baden-Powell como tema y fundamento de la Rama.

El Lobato puede entrar en la Manada a partir de los 7 u 8 años según su precocidad, y quedarse en ella hasta los 11 ó 12 años. La edad media del Lobato se sitúa, pues, alrededor de los 10 años.

Algunos aspectos fundamentales del Lobatismo

El JUEGO es para ellos “el verdadero que hacer de la vida” (Vera Barclay) y todo aquello que no es juego en el sentido en el que ellos lo entienden está despropósito de interés.

Se estructura en SEISENAS, compuesta por 5 lobatos + 1 seisenero. Se prepara así a los lobatos para la estructura de las Patrullas de Scouts, aunque la autonomía es aún limitada. El Seisenero será un lobato que ha comprendido mejor el ideal y tiene una personalidad capaz de liderar un poco al resto de sus compañeros.

La MANADA es comprende un determinado número de Seisenas, sin pasar de 24 Lobatos en principio. Está asociada a una Tropa a la que enviará Lobatos que hayan alcanzado la edad para ser Scouts.

La Manada es una “FAMILIA FELIZ” (Vera Barclay): El niño tiene una necesidad fundamental de ser amado, comprendido y de vivir en paz y armonía. La Manada le ofrece ese clima privilegiado Por eso la Manada es la unidad de vida y no se separa sino excepcionalmente.

El Jefe de Manada es  llamado AKELA por sus Lobatos, que ha seguido los cursos o campamentos-escuela requeridos. Pero más aún que conocimientos adquiridos, le es necesario parta tener éxito, amar y comprender a los niños, y haber conservado o reencontrado su “espíritu de infancia”. El resto de los jefes de la Manada tienen también nombres sacados del Libro de la Selva: Baloo y Bagheera son los que tienen papeles más importantes en la Manada tras Akela, siendo sus asistentes. Todos los jefes y asistentes son llamados VIEJOS LOBOS. 

Las reuniones y salidas preparadas en “CONSEJO DE AKELA” (pequeño consejo que agrupa a Akela y sus Asistentes), se sitúan generalmente en un programa trimestral, establecido conjuntamente con la Tropa, y que comporta normalmente salidas y celebraciones comunes.

El Consiliario es llamado HERMANO GRIS, se esfuerza en dar a sus Lobatos “una fe inquebrantable en la bondad y la ternura de Dios” para con sus hijos. Además, preparando a los que deseen ayudar a Misa, les hace comprender el sentido de la liturgia y el significado profundo del santo sacrificio. Por último, pasa uno o varios días en el campamento, según sus posibilidades, y allí celebra la Misa, que es objeto de una preparación cuidada y de una participación activa de toda la Manada.

El CONSEJO DE MANADA reúne a todos los Lobatos alrededor del Jefe de Manada para permitir a éste dar sus instrucciones con el silencio y la atención de todos, o también para discutir ciertos proyectos en curso que interesan a toda la Manada. En las ocasiones más solemnes, la Manada se reúne alrededor de la “ROCA DEL CONSEJO“.  Esta clase de formación se realiza con ocasión de una ceremonia, Promesa, entrega de estrellas, investidura del Seisenero… o para resaltar la importancia de una decisión o de un acontecimiento.

Los 5 FINES del Escultismo son los mismos para la Rama”Lobatismo”, pero adaptados a las posibilidades del niño. El Lobato se compromete mediante la Promesa a hacer “lo mejor”. La Ley de los Lobatos son las Máximas de Baloo, le llama a ser un chico limpio, atento, servicial, alegre y sincero, un futuro Scout.

Aprovechando que a los niños les gustan las historias, Baden-Powell tomó EL LIBRO DE LA SELVA y particularmente la historia de Mowgli como fundamento y método del Lobatismo. En efecto, esta historia en la que Akela, el viejo Lobo, desempeña el papel principal y en la que Mowgli, el “cachorro humano” aprende a vivir en medio de los habitantes de la jungla, está repleta de sabias lecciones que “hablan” a la imaginación de los niños con mucha fuerza. 

El Libro de la Selva y particularmente la historia de Mowgli como fundamento y método del Lobatismo. En efecto, esta historia en la que Akela, el viejo Lobo, desempeña el papel principal y en la que Mowgli, el “cachorro humano” aprende a vivir en medio de los habitantes de la jungla, está repleta de sabias lecciones que “hablan” a la imaginación de los niños con mucha fuerza.

El CAMPAMENTO DE MANADA se diferencia claramente del Campamento de Tropa. Ante todo, es excepcional y no habitual: en general, una sola vez al año durante el verano. Además, es más corto: de 3 a 8 días solamente. Por último, siempre tiene lugar en una propiedad privada, en las proximidades de un refugio para la lluvia y a menos de ciento cincuenta kilómetros de distancia.

La PROGRESIÓN de los Lobatos en el transcurso de su estancia en la Manada está marcada por algunas pruebas sencillas y por especialidades. Entrando como “Pata tierna“, el chico llega a ser Lobato cuando hace su promesa. Normalmente puede hacerla transcurridos seis meses y lleva entonces la insignia de boina. Después puede conseguir una “primera estrella” que corresponde a la capacidad de seguir con aprovechamiento las actividades de la Manada. Por último, con su “segunda estrella“, el chico llega a ser un Lobato consumado que tiene “los ojos y las orejas abiertas“.

CONCLUSIONES

La Rama “Lobatismo”, partiendo de un conocimiento directo del niño, y mirando la vida con sus ojos, le presenta, en el marco imaginado de El Libro de la Selva, un conjunto coherente de juegos y de actividades donde puede expandirse y mejorarse en el seno de una “familia feliz”. Aunque forma un todo completo, la Rama no está cerrada sobre sí misma, y normalmente desemboca en la Tropa, para quien es la mejor preparación.

El Libro de la Selva, un conjunto coherente de juegos y de actividades donde puede expandirse y mejorarse en el seno de una “familia feliz”. Aunque forma un todo completo, la Rama no está cerrada sobre sí misma, y normalmente desemboca en la Tropa o Compañía, para quien es la mejor preparación.