Asociación Española Guías y Scouts de Europa

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Directorio Religioso de la F.S.E.

Correo electrónico Imprimir PDF

DIRECTORIO RELIGIOSO DE LA F.S.E.

La Asociación Española de Guías y Scouts de Europa, de la Federación del Escultismo Europeo, es un movimiento de educación católico, abierto eventualmente a otras confesiones cristianas en las condiciones fijadas en los artículos siguientes:

 

Artículo 1

El Escultismo ha sido querido por su fundador como un método de educación lo más completo posible y que incluye necesariamente la educación religiosa. "EL SCOUT ES CREYENTE Y YO REPUDIO TODA FORMA DE ESCULTISMO QUE NO TENGA LA RELIGIÓN POR BASE" (Baden-Powell). Parece claro que las necesidades de organización del Movimiento Scout no pueden prevalecer sobre las de la educación de sus miembros, sino que al contrario, es necesario esforzarse por establecer las estructuras que permitan el pleno desarrollo religioso de todos los jóvenes: el Escultismo es un método de educación que debe ponerse al servicio de la vida sobrenatural, y no a la inversa.

 

Artículo 2

La Federación del Escultismo Europeo hace profesión de Fe cristiana. Pone el conjunto de sus actos y de sus decisiones bajo las reglas de esta Fe. La unidad de Europa se ha realizado en la cristiandad. La religión cristiana ha constituido el elemento animador de una civilización europea común, diferenciada en sus medios de expresión, pero solidaria por su espíritu, sus concepciones sociales, sus instituciones y su patrimonio de valores culturales. El fraccionamiento del continente en nacionalidades espiritualmente cerradas, ha sido la consecuencia de las guerras de religión que han compartimentado las creencias según los reinos. La F.S.E. ve, en el rechazo de Dios por las naciones, el resultado de la tendencia que consistía en subordinar la Fe al interés nacional, a la voluntad general 0 a la razón de Estado. La laicidad (lo más a menudo negativa) resultante de esta evolución, ha terminado en el fraccionamiento de Europa haciéndole perder de vista la dimensión de su Bien común, el principio de su crecimiento y la fuente de su unidad. La F.S.E. piensa que Europa puede conocer un resurgimiento de civilización cristiana a través de hombres que sepan que su destino sobrenatural sobrepasa las estructuras temporales y que cumplan las exigencias del Evangelio en su vida de todos los días. Trabaja por la unidad de Europa y quiere contribuir a devolverle su espíritu trabajando por hacer nacer una nueva fraternidad de los pueblos en Cristo.

 

Artículo 3

La F.S.E. desconfía por encima de todo de las amalgamas sospechosas elaboradas alrededor del principio de neutralidad (religiosa). Los esfuerzos emprendidos para dar al método scout otra base que la religión han terminado muy a menudo en hacer una simple iniciación sentimental a lo J. J. Rousseau, una religión sin dogmas, un Decálogo sin Dios, una entrega de sí sin caridad, un movimiento de Buenos Samaritanos sin referencia al Evangelio. Un Scout o una Guía debe vivir su Promesa, los Principios y la Ley como una exigencia religiosa en el espíritu del Sermón de la Montaña que es la verdadera carta de toda Caballería. El Escultismo Europeo, por su parte, no acepta federar nada más que asociaciones cristianas. La F.S.E. es independiente de toda organización no cristiana y no está orgánicamente ligada a ninguna federación que tenga -una concepción diferente de la vida, de la pedagogía o de la religión, es decir, que estando totalmente abierta a una colaboración fraternal con las demás asociaciones scouts en el espíritu de Baden Powell, Guías y Scouts de Europa pretende ejercer su libertad absoluta, en el plano de los medios de formación (campamentos-escuela, revistas, vida asociativo y federal que les es propia, etc.), con respecto a las federaciones nacionales e internacionales no cristianas, o frente a organismos pedagógicamente discrepantes (aquellos que admiten por ejemplo la mezcla de chicos y chicas en las mismas unidades).

 

Artículo 4

Un Escultismo Cristianó no podría prescindir de las dimensiones sociales de la Fe. El cristiano pertenece a la Iglesia visible de Cristo, participa en su vida litúrgico y recibe de ella las directrices de acción. Si, en el plano federal, la Federación del Escultismo Europeo no puede estar ligada en su totalidad a una única Iglesia, por contra, todo miembro de la F.S.E. debe pertenecer a una Iglesia y toda unidad relevante de¡ Escultismo Europeo debe situarse claramente, mediante informe, dentro de una de las confesiones establecidas, sin acogerse nunca al título ambiguo de "Cristiano Ecuménico" que no designa actualmente nada preciso. Vigilante con respecto a las sectas que se dicen cristianas, la F.S.E. no acepta nada más que jóvenes pertenecientes a una de las confesiones siguientes: Iglesia Católica Romana, Iglesia Ortodoxa Oriental o alguna de las Comunidades Evangélicas nacidas de la Reforma que confiesen la divinidad de Cristo y reconozcan el Símbolo de los Apóstoles (el Credo) como definición de la Fe.

 

Artículo 5

Cada Iglesia tiene de la educación'una concepción bien precisa. No es concebible que la Religión pueda ser materia de enseñanza separada; debe bañar con su luz la totalidad de los conocimientos que son comunicados y las actividades que son practicadas. En una concepción de¡ Escultismo fiel al pensamiento de Baden,Poweil, no podría ser admitido que se separe la vida religiosa de la vida técnica de la unidad. El pleno desarrollo religioso de los jóvenes exige, pues, que sus jefes pertenezcan a la misma Iglesia, profesen la misma doctrina, participan en la misma vida litúrgico y sacramento¡. Es por lo que la F.S.E. mira como una situación normal, en el estado presente de¡ Ecumenismo, que las comunidades nacionales de¡ Escultismo Europeo constituyan asociaciones confesionalmente homogéneas, ya sean católicas, reformadas u ortodoxas, espiritualmente animadas y guiadas por sus Iglesias tanto en el plano local como en el nivel nacional.

 

Artículo 6

Cuando no es posible crear varias asociaciones de la F.S.E. en un país confesionalmente dividido, las unidades scouts o guías pertenecientes a diferentes Iglesias Cristianas pueden coexistir en las mismas asociaciones; cada grupo se compromete a no reclutar nada más que jóvenes de una sola confesión. Son constituidas entonces unas hermandades intergrupos que tienen la misma autonomía, en el plano religioso, que asociaciones distintas, por los Jefes de las confesiones minoritarias con vistas claramente a asegurar la conformidad de la pedagogía de la Fe a las directrices de las respectivas Iglesias. Cuando una confesión minoritaria tenga en una Región al menos tres grupos reconocidos por la Asociación Nacional, debe estar representada en el Consejo de Región por un jefe laico y un consejero religioso. Si dos o más regiones tienen tales comunidades religiosas minoritarias, un Comisario laico y un consejero religioso deben representarlas en el Consejo Nacional de la asociación.

 

Artículo 7

En la edad de la educación, que es la de la infancia y de la adolescencia, no se puede, ciertamente, poner en contacto habitual sin necesidad a jóvenes de confesiones diferentes sin hacerles correr el riesgo de¡ relativismo y de¡ escepticismo. Ninguna mezcla improcedente debe producirse bajo pretexto de unidad: es indispensable que cada cual permanezca, plena y totalmente, dentro de la fidelidad a su Iglesia, dando así testimonio verdadero y sincero de la Fe de la que está justamente orgulloso. Pero para los Rovers y las Guías Mayores, que van a entrar en la vida, el Escultismo de Europa ofrece posibilidades de encuentros interconfesionales cuyos beneficios no deberían ser desaprovechados. Un diálogo tal es no solamente beneficioso, sino indispensable a nivel de jefes: en la hora en que se elabora, en el universo, una conciencia marxista internacional, los jefes tienen el deber de trabajar activamente para rehacer la red humana que testimoniará en el mundo la universalidad de la Iglesia de Cristo.

 

Artículo 8

En el curso de campamentos o actividades que reúnan ocasionalmente asociaciones o grupos F.S.E. pertenecientes a Iglesias diferentes, deberán darse todas las facilidades a los ministros de¡ culto para que puedan reunirse con los jóvenes en el lugar mismo de¡ campamento, participar en las ceremonias, comidas, veladas, fuegos de campamento y reuniones de toda clase. Los jefes de campamento deberán recordar que su primer deber es favorecer la vida espiritual de los que están bajo sus órdenes, y velar para que asistan a los oficios religiosos según las reglas de cada confesión. Tomarán todas las medidas útiles para que la Misa esté asegurada al menos cada domingo para los Católicos (si es posible, que sea dicha en el campamento todos los días), y que los diferentes cultos sean celebrados tanto para los Reformados como para los Ortodoxos. Los cultos diferentes no serán celebrados en común. Ninguna explotación doctrina¡ de fondo, que discrepe en todas las Iglesias Cristianas, puede ser hecha en común por unidades de confesiones diferentes sin la presencia activa y conjunta de sacerdotes y pastores especializados en las relaciones ecuménicas.

 

Artículo 9

Cuando una asociación nacional de la F.S.E. se abre a otras confesiones cristianas, no pierde, por ello, su carácter de movimiento de educación confesional. Pero las hermandades intergrupos "minoritarias" deben, por su parte, poder asegurar integralmente la formación religiosa de sus miembros con los mismos derechos y las mismas garantías que la asociación nacional reserva para sí misma.

Las garantías siguientes les serán aseguradas a condición de la aceptación plena e íntegra de[ presente Directorio y los Estatutos de la F.S.E.:

a) Creación de un equipo sacerdotal o de un cuerpo de consejeros religiosos que participan en los Consejos de Jefes en los diferentes niveles.

b) Libertad, para cada confesión, en la formación de los jefes y de los jóvenes: - de crear sus especialidades de religión y pruebas religiosas obligatoriamente integradas en los programas técnicos para cada nivel de la formación scout,

          • de organizar campamentos-escuela, bajo observación de las garantías pedagógicas habituales o, si estas garantías no pueden ser provistas, participación en la dirección de los campamentos-escuela,
      • de reunir a los jóvenes, jefes y consejeros religiosos en manifestaciones comunes tales como jornadas de jefes, peregrinaciones, retiros, etc.,
      • de editar revistas de espiritualidad o de formación doctrina¡ y publicaciones de carácter confesional para uso de los consejeros religiosos, jefes y jóvenes.

El anterior texto en francés de¡ Directorio Religioso de la F.S.E., fue redactado el 15 de marzo de 1963, fundación estatutaria de la Federación de¡ Escultismo Europea.

Por decisión de¡ Consejo Federal de la Unión Internacional de Guías y Scouts de Europa ­ Federación de Escultismo Europeo de 5 de diciembre de 1976, este Directorio está anexado a los Estatutos de la mencionada Unión Internacional, para constituir uno de s fundamentales.

Asociación Española Guias y Scouts de Europa. Miembro de la Federación de Escultismo Europeo - FSE

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.