Organización del Fuego

Vida del Fuego > Organización del Fuego

El equipo

Igual que las manadas para la rama amarilla y la compañía para la verde, los fuegos son las unidades de la rama roja.
Como las seisenas en la manada y las patrullas en la compañía, varios equipos forman el Fuego Piloto o Interjefas.

El equipo está bajo la responsabilidad de una AJF (Asistente Jefa Fuego: barra roja bordada en marrón), que adquiere una formación bajo la forma de un primer grado de formación llamado “REGM” (Ruta Escuela Guía Mayor).

El equipo se compone de varias pilotos. Cada una es responsable de todo lo que concierne al equipo. No hay puesto de acción fijo. Para cada actividad, cada una se encarga de uno o varios elementos del fin de semana, que asume por completo. Esta responsabilidad va rotando, de modo que cada una, ya rica de toda su vida guía, pueda probar todas las áreas y desplegar o descubrir sus talentos: liturgia, topografía, vivac, horario de misas, intendencia, material, velada, el transporte necesario, gastos y mantenimiento de cuentas, todo es oportunidad de participar.

El equipo se reúne para cualquier actividad en “consejo de equipo”, donde cada una se expresa, hace un balance sobre la buena marcha del equipo y toma decisiones sobre las actividades propuestas.
El equipo cuenta con un material específico: tienda iglú, mini-cocinas de gas “azules”, tarteras pequeñas, bidones acordeón o plegables, brújula…. Todo esto debe ser ligero y siempre se mantiene en forma.

El programa de actividades

Las decisiones para el programa o la ruta se toman todas juntas en el consejo de fuego o en consejo de equipo: no olvidemos que una AJF y JF son guías mayores como las demás. De hecho, es la única rama (por cuestión obvia de edad) en la que jefas tienen la misma progresión que las personas de las que son responsables.
Las decisiones conjuntas no impiden un programa escrito y enviado a todas. Además debe quedar establecido en septiembre para todo el año, y cada una se compromete a estar presente.

Es muy difícil lograr fechas en común: ¡es normal! Las guías mayores no todas tienen el mismo ritmo de vida (la enseñanza secundaria, las clases preparatorias, la universidad, trabajo, madre de familia…).

Aspectos a tener en cuenta para la programación anual de las actividades de fuego:

  • Buscar el equilibrio entre trabajo y descanso, actividades físicas y meditación.
  • Dar prioridad a actividades al aire libre y caminar
  • Considerar los periodos de exámenes de las estudiantes.

Para equipos pilotos:

  • Las actividades deben ser frecuentes, con un ritmo ligeramente inferior al de la compañía para que las guías mayores no se aburran
  • Las actividades deben ser variadas, dando posibilidades que la compañía no les puede ofrecer
  • La programación no debe incluir más de una “actividad especial” en determinado plazo (ayuda en la parroquia, servicio al distrito,…) para conservar el ritmo scout.
  • Se deben de tener en cuenta los deseos de las pilotos y su nivel para establecer el programa. Es aconsejable fijar algunos objetivos técnicos para el equipo al comenzar el año (por ejemplo, controlar las técnicas de la 1º clase antes Navidad)

Para fuegos interjefas:

Intentar no sobrecargar el programa y dar el calendario cuanto antes a las jefas para que lo cuadren con sus unidades de servicio. De lo contrario se hace muy difícil fijar las fechas de las actividades y conseguir un compromiso de asistencia

Para todos los fuegos. Dos consejos:

* No cancelar nunca una actividad bajo el pretexto de pequeño número: una marcha con un servicio es tan eficaz con tres como con quince!
* Prever espacios de tiempo para que las ocupadas puedan hacer el esfuerzo de venir a un momento importante definido de antemano, como la velada de la noche del sábado en una salida de fin de semana. Poner especial atención en no convertir esta posibilidad en un servicio “a la carta”.

La jefatura del fuego

El fuego está dirigido por una JF, que tiene dos grados de formación. Ella es ayudada por un Consejero Religioso (CR) y las AJF. La AJF tiene las bandas de las asistentes, capacitación de primer grado y se encarga de un equipo.
Cada equipo tiene un número variable de pilotos. Lo ideal es como una mano: un equipo de 5 personas variadas y unidas.

La jerarquía del fuego

La rama roja tiene su organización jerárquica, al igual que las otras ramas.
A su cabeza una CNF (Comisaria Nacional Fuego).
Si existe Comisaria de Región, ésta sería el siguiente nivel. Si no, lo es la Comisaria de Distrito, quien trabaja en estrecha colaboración con la jefa fuego. La JF se encarga de los equipos del Distrito, y no se limita a un grupo como el resto de las unidades.
La labor de estas Jefas es muy importante: conocen a las jefas y futuras jefas, y su mirada complementa útilmente la de las Comisarias.

Formación de la jefatura del fuego

Las jefas, JF o AJF, siguen etapas de formación como en las demás ramas:

CEP1 para las AJF

CEP2 para las JF

CEP3 para las jefas de fuego confirmadas y servicios dentro de la Comisaría Nacional Fuego.

Estos CEP tienen un nombre en la rama roja: se llaman REGM (Ruta Escuela Guía Mayor) y el CEP de 3º grado se llama URIYYAH, “El Señor es mi luz” en hebreo. La inscripción en el URIYYAH se hace bajo invitación, como para los CEP de 3º grado de las otras ramas.

Las REGM tienen una particularidad: son en parte itinerantes ¿Qué mejor aprendizaje para una nueva jefa que adentrarse en la práctica de la ruta?

El uniforme

Es el del movimiento. Para las pilotos: eliminar todas las insignias guía (insignias de clase, bandas de JP) y se añaden las letras EP, RP o RS de acuerdo con su progresión.
Las comprendidas en una unidad llevan al hombro las bandas de su función y la pañoleta de grupo, y se ponen la pañoleta de fuego en las actividades de rama roja.

La pañoleta “Rosa palo”

Todas las guías mayores de la rama roja tienen la misma pañoleta cuadrada: color “Rosa palo”, a excepción de las jefas fuego que han completado su tercer grado de formación, el Uriyyah, con un pañuelo cuadrado rojo (color del fuego). La pañoleta se lleva en todo momento para las pilotos, y sólo en actividad fuego o encuentros de guías mayores (rutas de los Santos, Jornadas Nacionales…) para las GM en actividad interjefas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *